EL ÉPILA ROZA LO SUBLIME EN LA HUERTA HACIENDO VIVIR DE NUEVO EL ESPÍRITU ESPARTANO DE “LOS TRESCIENTOS”, ANTE UN HISTORICO DEL FUTBOL ARAGONES Y, TRAS ENCADENAR SU TERCERA VICTORIA CONSECUTIVA, ENTRA DE MANERA TAN SORPRENDENTE COMO MERITORIA, EN LA ZONA VIP DE LA CLASIFICACION

Épila 2 Binefar 0

Fernando Rosel Lana

El Épila acudía a La Huerta reforzado en su autoconfianza tras haber conseguido una importante victoria a domicilio, que lo ha situado en el puesto 8º de la tabla con 16 puntos y con una dinámica de resultados en sus últimos cuatro encuentros de victoria-derrota-victoria y victoria. Por su parte, el Binefar afrontaba este encuentro situado en el puesto 12º de la tabla con 10 puntos, en una dinámica oscilante y variada en lo que a resultados se refiere, siendo la dinámica de resultados en sus cuatro últimos encuentros la de derrota-empate-derrota y victoria en su última jornada frente al Almudevar.

El fortín de La Huerta y la elevada moral del equipo epilense en el momento de llegar a este encuentro, hacía pensar en principio que “las tres sardinas del plato” iban a ser para “el gato epilense” ya que los epilenses volvían a La Huerta, dando la sensación de haber encontrado la clave de afrontar los partidos, no sólo como local sino también como visitante.

El Binefar, por su parte, llegaba a este encuentro sin apuros clasificatorios, pero tampoco sin signos por lo hecho hasta el momento, de ser un equipo demasiado incómodo como visitante, habiendo conseguido sumar solo un punto fuera de su estadio de Los Olmos, aunque eso sí considerado con el respeto que trasmite su vitola de ser uno de los clubs históricos importantes en el fútbol aragonés.

img_4973

Ambos conjuntos, pues, acudían a este encuentro, con la responsabilidad de sumar los tres puntos. Los locales para no abandonar el “momento dulce” y enrachado de victorias y buen juego, deseando prolongarlo lo máximo posible y, especialmente, en su fortín de La Huerta ante sus fieles aficionados. Y los binefarenses para intentar no bajar puestos en la tabla, que le acercarían peligrosamente a la frontera del “país del descenso”.

El encuentro se celebró con una buena temperatura, en un estado excelente del terreno de juego, y con una elevada asistencia de público que, con fidelidad semanal, acude de manera creciente a arropar a su equipo.

La siempre tan necesaria, como difícil y respetable labor arbitral, fue llevada a cabo esta vez por el colegiado Sánchez López, auxiliado en las bandas por el Sr. Serrano Rodríguez y el Sr. Roldan Clemente, que en general estuvieron bien “ma non troppo”, teniendo solamente en su haber una decisión que quizás pudo ser errónea, al no señalar dentro del área un claro agarrón a un jugador epilense, cuando estaba en posición ventajosa para marcar y ser obstaculizado, de manera clara y voluntaria, por un defensor binefarense.

El técnico epilense siguió apostando de salida por la táctica de bloque compacto a la vez que dinámico en el despliegue y repliegue permanentes, aprovechando la velocidad de su delantero más desequilibrador, inquietante y mortífero llamado el Galgo Dani, para llevar a cabo “sus mordidas” de cara al área rival.

img_4975

Por su parte, el Binefar optó por posicionarse muy bien en el terreno de juego, con una defensa muy técnica y muy bien dirigida en todo momento por su portero Nelson, al tiempo que aprovechó también la velocidad de Llopis por la banda derecha y la calidad de Akapo en el juego ofensivo interior, para generar así sus opciones de peligro.

En la primera mitad del encuentro, se pudo ver de inmediato la vehemencia y el hambre de gol de ,los epilenses bien posicionados y sin apenas fisuras en los repliegues y despliegues, y el buen estilo técnico y táctico del Binefar en el campo, observándose una elevada calidad técnica en algunos de sus jugadores.

En cualquier caso, la constante hasta bien avanzada esta primera mitad, fue la del respeto mutuo y la ausencia de un dominador claro del juego. No obstante, al llegar al ecuador de este primer acto, fue el Épila el que dio más sensación de peligro de cara al gol, y en el minuto-21 fueron los locales quienes trenzando una buena jugada, tocando balón varios jugadores, generaron el primer acercamiento con peligro a la portería binefarense, resolviendo la defensa visitante con mucho oficio esta llegada a las proximidades de la portería de Nelson.

En ciertos momentos, el Binefar aprovechando la inercia de los repliegues dinámicos epilenses, adelantó sus líneas y estrechó el campo con la táctica de estrangular los posibles despliegues eléctricos “en zarpazo” de los epilenses.

Sin embargo, ya en las postrimerías de esta primera mitad, en el minuto-42 en una de las embestidas de la horda epilense, Gladiator Valdés entrando cuasi en trance, avanza con la fuerza y convicción propias como para romper la defensa del Binefar, y llegando ante la misma presencia del portero Nelson en una mano a mano con él y casi debajo de los palos, un poco escorado a la derecha, le bate ajustando el balón al palo corto y haciendo el uno a cero para el Épila, cerrándose así al poco tiempo este primer periodo.

En la segunda mitad, el Épila salió más crecido y se fue con mayor descaro a cerrar el partido desde el primer momento. En este contexto ya en el minuto-5, tras lanzar un libre directo el balón cae dentro del área y cuando un delantero epilense está a punto de llegar a ese balón y empujarlo al fondo de la red, un defensor del Binefar agarra lo justo al delantero epilense impidiendo que este pueda llegar, la jugada no es interpretada como punible por el equipo arbitral, y acaba sin consecuencias para el marcador.

Casi a continuación, el Binefar ejecuta un ataque con cierto peligro que desbarata el portero epilense LuisStegen, realizando una buena intervención.

En el minuto-14, es el Épila quien consigue trenzar otra buena combinación en ataque, y el Galgo Dani remata entre los tres palos, ero el balón llega demasiado manso a las manos del meta binefarense Nelson.

En el minuto-21, es el turno para el Binefar disponiendo de una buena ocasión en el lanzamiento de un libre indirecto dentro del área, que no sabe rentabilizar terminando el balón en segunda jugada, tras el rechace de la barrera, por encima del larguero de LuisStegen.

En el minuto-27, se va a producir la ocasión más clara del partido para marcar por parte de los epilenses. El Galgo Dani, gana por velocidad la espalda de la defensa visitante y ya frente al portero Nelson, opta por hacer “el pase de la muerte” a su compañero AdrianMaster que venía libre de marca acompañando el ataque epilense. AdriánMaster, recibe el balón en una buena asistencia del Galgo, y con la portería vacía y casi debajo de los palos, increíblemente el balón debido a un mal efecto se va por encima del “tejado” de la portería de Nelson, cuando todos cantaban ya el gol.

Pero la insistencia del Épila terminó dando su fruto, y solo cuatro minutos después, el insaciable e incombustible Galgo “va a cortar como un cuchillo” de nuevo la defensa binefarense, y encarando el mano a mano con el meta del Binefar Nelson, un poco escorado a la izquierda, le bate por bajo, haciendo el que sería el definitivo dos a cero para el Épila.

A partir de aquí, aproximadamente durante el último cuarto de hora del partido, el Binefar se descompuso bastante, le entraron muchas dudas y llegó a sentirse desbordado por un Épila que, como un tiburón oliendo sangre, atacó con vehemencia o persistencia la portería de Nelson, que se vio obligado a demostrar su gran calidad como guardameta, especialmente en dos jugadas que pudieron haber acabado en gol. La primera en el minuto 42, en las botas de Excelsus Vicente, cuyo remate solo delante del portero lo sacó in extremis el portero binefarense, y la segunda ya en el tiempo añadido por mediación de un gran cabezazo de Gladiator Valdés, que volvió a rozar la omnipresencia y el señorío absoluto de los espacios que pisaba, que hizo lucirse en un enorme paradón al meta Nelson desviando el balón a córner cuando se colaba ajustado al larguero cerca de la escuadra izquierda.

De esta manera, el partido acabó con la sensación de que el equipo oscense iba a poder salir de La Huerta con una abultada goleada, pero el marcador ya no se movió, recibiendo el equipo epilense al final del mismo una prolongada y emotiva ovación por parte de sus incondicionales.

Con este triunfo, el Épila encadena tres victorias consecutivas, y de forma tan sorprendente como meritoria, entra a ocupar una posición en la zona VIP de la tabla, mereciendo por ello tanto jugadores como técnicos, toda nuestra admiración y nuestro más prolongado aplauso.

Queremos manifestar también desde aquí que el Binefar fue recibido y considerado en La Huerta, con la admiración que le corresponde como uno de los clubs históricos y prestigiosos del fútbol aragonés, poniendo de manifiesto a lo largo de todo el encuentro, tanto a nivel técnico como estético y deportivo, ser merecedor de dicha consideración.

Decir también, que si bien es cierto que el Binefar pudo salir con una abultada derrota de La Huerta, a no ser por las excelentes intervenciones de su portero Nelson y del desacierto de los epilenses en los momentos finales de cara al gol, en algunas jugadas en la segunda parte del encuentro, justo es decir también a su favor, que el equipo oscense acudió mermado de algunos jugadores importantes en su esquema habitual de juego, sin que por ello disminuya un ápice la meritoria victoria epilense frente a un equipo que dada su entidad, se supone debe tener el “fondo de banquillo” suficiente para afrontar estas situaciones, sin olvidar que el Épila también saltó al terreno de juego con algunas bajas fundamentales, como es el caso de su portero titular el Gato Fabre que, de inmediato, hay que decir que fue sustituido con notable solvencia por el joven portero LuisStegen.

One thought on “EL ÉPILA ROZA LO SUBLIME EN LA HUERTA HACIENDO VIVIR DE NUEVO EL ESPÍRITU ESPARTANO DE “LOS TRESCIENTOS”, ANTE UN HISTORICO DEL FUTBOL ARAGONES Y, TRAS ENCADENAR SU TERCERA VICTORIA CONSECUTIVA, ENTRA DE MANERA TAN SORPRENDENTE COMO MERITORIA, EN LA ZONA VIP DE LA CLASIFICACION

  • Muy bien relatado y con todo tipo de detalles, que hacen que la crónica sea mucho más sustanciosa y rica en adgetivos; en una palabra que parece que uno hubiese estado presenciando el emocionante partido.
    Un abrazo muy fuerte Fernando y muchas felicidades por lo que de tu parte toca dentro de estos triunfos del equipo, así es que Aúpa el Épila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *