EL ÉPILA SALE DERROTADO POR LA MÍNIMA EN SU VISITA AL C.D.M. DE VALDEFIERRO, OFRECIENDO UNA MEJORADA IMAGEN RESPECTO A ACTUACIONES ANTERIORES, ANTE UN RIVAL QUE DEMOSTRÓ UN ALTO POTENCIAL FUTBOLÍSTICO.

Valdefierro 1 Épila 0

Fernando Rosel Lana

Buen partido el que ofrecieron, en líneas generales, en la tarde noche de ayer viernes 12 de agosto, el Valdefierro como local y el Épila como visitante, si exceptuamos algunos sucesos desagradables que ocurren en el futbol, pero que nada tienen que ver con la praxis competitiva y deportiva del mismo, y que afortunadamente están en vías de extinción.
El Épila salió muy intenso, motivado y siendo consciente de la nueva categoría futbolística en la que va a militar esta temporada, y ya en el primer minuto llevó a cabo una buena y rápida acción de ataque por banda derecha que terminó rematando entre los tres palos, obligando al portero zaragozano a realizar una excelente intervención, desviando el balón a córner por encima del larguero.
En los primeros lances de este primer acto, los epilenses controlaron bien el partido, obligando al Valdefierro a defenderse de manera muy ordenada y contundente, situándose en todo momento muy bien en el terreno de juego.
Sin embargo serían los locales, los que en el minuto-13 conseguirían el único y definitivo tanto del partido, que les daría a la postre la victoria, en una buena jugada en la que no obstante colaboró una mala coordinación defensiva del Épila.
A partir de aquí, el partido estuvo prácticamente en tablas en cuanto a dominio de balón, posicionamientos en el campo y control del juego, apostando más los locales por el juego en corto y los visitantes por desplazamientos más largos del balón, abundando en buenos cambios de banda, diagonales y balones en profundidad, que una excelente línea defensiva local desbarataba una y otra vez.
Conforme avanzó esta segunda parte, el Valdefierro fue haciéndose progresivamente más dueño del centro del campo y con mayor posesión de balón, aunque sin inquietar tampoco de manera clara a la portería epilense.
En el segundo acto, el pulso siguió estando mantenido en alto sin un dueño claro en el terreno de juego, sin ocasiones claras para ninguno de los dos contendientes.
En el tramo final del partido, el delantero del Épila PogPascual y uno de los centrales del Valdefierro fueron expulsados por el árbitro harto de la continua “guerra particular” que ambos jugadores decidieron mantener a lo largo del partido.
En el minuto-44, el Épila tuvo la oportunidad de haber llevado las tablas al marcador, si El Mono Esteban hubiera transformado un claro penalti, pero el portero del Valdefierro Barrachina, sacó su felino a relucir y detuvo, en una estirada de enmarque, un balón que el Mono había puesto muy bien al palo izquierdo del cancerbero zaragozano. No hubo tiempo para más y de esta manera, la victoria se quedó en el barrio zaragozano.
Decir para terminar que tanto el Épila como el Valdefierro, dieron muestras de ser equipos con intensidad y detalles futbolísticos de calidad, destacando de manera excepcional la magnífica línea defensiva del Valdefierro, de la que pensamos que será una barrera muy difícil de romper, en su competición liguera.
Por su parte el Épila ofreció ya una imagen más ajustada a lo que se espera de este equipo esta temporada, aunque habrá que seguir trabajando, tanto a nivel táctico como técnico, en los pocos días que restan ya para el comienzo de la liga.
Por parte de la Directiva del Épila, se agradece al Valdefierro el haber contado con nuestro club en su pretemporada, así como por la hospitalidad recibida en la visita a sus instalaciones, deseándoles los mejores resultados en la categoría, sabiendo que no les será difícil conseguirlos dado el potencial futbolístico demostrado esta tarde noche en el terreno de juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *